Vamos al primer mundo

Durante años le rehuía a Asia hasta que tuve que venir a vivir a acá. Desde entonces, han pasado nueve años y muchos viajes que comparten conclusión: Tokyo (me gusta escribirlo con Y) es la mejor ciudad del mundo. En los próximos días, en este espacio podrán tener algunas pruebas de ello.

Nunca había tomado un vuelo a las 2 de la mañana. A lo mucho los red eye de California a la Costa Este o México, pero esos suelen despegar entre 10 de la noche y la primera hora del día. Parece muy extraño este horario pero tiene dos razones de ser: ya no hay slots en el Aeropuerto de la Ciudad de México y despegando a esa hora, el vuelo a Narita aterriza temprano al día siguiente para poder alcanzar las conexiones al resto de Asia. Suena lógico. Buen move de Aeroméxico.

Te rinde todo el día en tu casa y a las 11:30 pm sales para llegar a las 12 am al aeropuerto. Es ideal. Además, a esa hora ya no hay filas eternas para documentar. Ya saben que a nosotros nos gusta llevar nuestra carry-on, es pecado checar el equipaje, pero esta vez traemos encargos líquidos que tenemos que llevar hasta Seoul y no había de otra.

Documentamos y enfilamos hacia el Salón Premier. En el lounge todo perfecto. Me sorprendió que haya cuatro cervezas de barril distintas. El servicio muy bueno. Se ve que la competencia está fuerte y tienen que entrarle al toro por los cuernos. El vuelo de All Nippon despega 20 minutos después y es una de las mejores líneas del mundo.

Me tomé medio Clonazepam para poder dormir porque aterrizas y directo a caminar y al llegar a las 6 de la mañana, necesitas estar fresco como una lechuga, más fresco que Chicharito y Herrera después de salir de la fiesta de las escorts.

Dormí nueve horas pero aún faltaban cuatro y media para aterrizar. Por fin vi la película de The Post. Se las recomiendo si les gustan las Ciencias Sociales. Me recordó mucho a la de All The President’s Men.

Llegó la hora del desayuno y las opciones eran huevo (qué hueva) o carne de puerco con Gohan (no el de Dragon Ball). Elegí la segunda porque en la imagen se veía apetecible, pero tremenda decepción. Ahora sí que como en tu foto de perfil de Facebook y en la foto del INE.

 

Ya vengo eufórico. De verdad que Tokyo es un lugar increíble, seguro, sorprendente. Ya lo iremos compartiendo. Mientras tanto, vamos preparándonos para el aterrizaje. Flight attendants: please be saetead for arrival

4 comentarios sobre “Vamos al primer mundo

Deja un comentario