El AICM apesta pero no importa porque hay masajes gratis

Los aviones nunca dejarán de asombrarme. Me encantan. Por más veces que uno se suba, es imposible no sorprenderse con que algo tan diminuto, tan insignificante en el cielo, pueda recorrer el mundo tan rápido. Hoy tocó volar por Latam. Se ha convertido en la segunda línea que más utilizamos porque la familia de la esposa vive en Argentina y hay que darse la vuelta.

Siempre que toca avión, la noche anterior la paso mal. Volar me da miedo pero no es por eso que acaba siendo un calvario. Hay demasiados pendientes. Ahora que no estoy trabajando, pensé que serían menos pero no contaba con que Pancho se enfermaría del estómago. Vomitó siete veces durante la madrugada y entre la esposa y yo, le velamos el sueño. Esta es una de las razones por las que no podemos tener hijos. Somos incapaces de lidiar con la enfermedad de un perro, nos preocupamos demasiado, casi nos ahorcamos. Ahora imagínense con un chilpayate jodoncín. No, no, pasamos sin ver.

Llegamos al aeropuerto a las 6 de la mañana. El vuelo era a las 8 y el mostrador estaba vacío. Ni parecía que un Dreamliner estuviera a punto de abordar. Señal de que el vuelo no se había vendido y es temporada baja y que el Dios del asiento de a lado vacío se apiadaría de nosotros. Así fue.

El interior del Dreamliner versión 900 de Latam. Este avión tiene 1.5 años de antigüedad

Va #TipDeViaje: en el AICM hay varios salones para viajeros frecuentes, para los que tienen tarjetas influyentes. No me gusta decirles VIP, ese no es el término. El caso es que en algunos hay spa mientras esperas para ir a la puerta. En el de MasterCard y American Express hay, pero el problema es que es first come – first served. Entonces nunca hay lugar. Ley de Murphy, antes de ti siempre está la gordita que va a Villahermosa y se quiere hacer las uñas de gelish para la boda que tiene al día siguiente. Sin embargo, en el The Grand Elite Lounge de la sala 19 puedes reservar con varios días de anticipación para disfrutar de la experiencia. Hoy nos hicieron masaje de patukis y directito al avión. Me sentí como el Maharajá de Pokajú en Don Gato. Ahhh y lo mejor es que es gratis.

Abordamos y como lo tenía contemplado, el Dreamliner tenía muchos lugares sin ocupar. Había seleccionado en la fila 18 pero vi que la parte de atrás iba más vacía que Six Flags entre semana y mejor nos sentamos en la fila 34. La esposa llevaba tres asientos para ella solita y yo también.

El Dreamliner no es el avión más cómodo, pero es cumplidor. Bpeing solamente se enfoca en que sus aeronaves sean funcionales. La comodidad no es prioridad

No tomé Clonazepam para dormir. Confié en que tenía tanto sueño que dormiría al menos cinco horas. ¡Matanga dijo la changa! Always stick to the script. En vuelos de más de 6 horas, debo tomar la pastilla o se me hace eterno. Total que dormí tres horas y después vi Netflix. No les diré en qué serie voy porque ustedes son súper bitches spoilers y me la arruinarían.

Majestuosos y vigilantes los volcanes. ¿Ya vieron qué se ve al fondo? Espectacular

Me perdí el desayuno. A diferencia de las aerolíneas de élite, en Latam no te dejan un papelito que dice que cuando despiertes pidas tu comida. O sea, te friegas si te quedas jetón. El vuelo transcurrió sin novedad. Desde que se fusionaron LAN y TAM, la calidad ha bajado mucho en estos vuelos. Los sobrecargos se limitan a los dos servicios de alimentos en el vuelo de 8 horas y listo. Nada extra. Hasta las líneas gringas te sorprenden con un detallito de vez en cuando: helado Häagen-Dazs, un sandwichito a medio vuelo o botellas de agua incluso en coach. Nada de nada.

La comida parecía la vomitada de Pancho pero la verdad es que tenía buen sabor. Lástima que se queda uno con hambre porque ni “un pancito dan”

Llegó la comida y para esa hora, ya estaba hambriento. Cuando la aeromoza (me da risa esa palabra, suena como del siglo XX) me pasó mi charola, me quedé como: That´s all? Un platito redondo con carne y puré. Estaba bueno, pero ya no te dan pan o ensalada. Cero consideraciones con los gorditos que necesitamos muchos carbohidratos para ser felices.

Galley del 789 de Latam

Comenzamos el descenso. Como ya es costumbre, todo gris. Santiago es una de las ciudades más contaminadas del mundo y cuando aterrizas aquí, te percatas de ello. Hay una capa asquerosa que hasta puede confundirse con bruma. Aterrizamos y como tenemos vuelo en conexión, no pasamos Migración y Aduana. En cinco minutos ya estábamos de regreso en las salas. Aunque no se confíen. Hoy fue corta la fila de seguridad pero hay días que rebasa los 200 m de larga.

Estamos en uno de los salones de Priority. Chambón. Hasta los del AICM son mejores. Ahora a esperar el vuelo a Buenos Aires. Mientras tanto, vamo abriendo unas botellas de vino espumoso (ellos le llaman champagne. Sí, como no). Nos leemos en desde la Argentina o antes, si la nación os lo demanda. Ah vedá

 

6 comentarios sobre “El AICM apesta pero no importa porque hay masajes gratis

  1. Hola Fer el servicio de LATAM o LAN como se llamaba antes era muy superior a lo que muestras en tu post, se ve que ha decaido notablemente, el servicio de alimentos antes era la bandeja tradicional con varios items como (pan, ensalada de frutas, yougurt etc…) ademas antes LATAM daba vasitos de vidrio para tomar el vino y ahora no cosa que AeroMexico si sigue ofreciendo.

    Hace un mes vole en AeroMexico de MEX a Buenos Aires directo y el servicio fue estupendo muy superior a LATAM incluso entre las dos comidas siempre hubo un carrito con sanwiches, cacahuates, galletas y bebidas sin alcohol en la cocina trasera para que los pasajeros tomaramos lo que gustaramos.

    Te dejo mi post aqui

    https://freddynonstop.wordpress.com/2018/04/12/reporte-de-viaje-mexico-buenos-aires-en-aeromexico-2/

    Saludos!

    Me gusta

  2. Por que no volaron en primera?
    Cuánto vendría siendo la diferencie para un upgrade?
    Que tarjetas acumulan más rápido millas en Mexique?
    Yo aquí solo preguntando!
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s